Cuántos tipos de electricidad existen

Los bancos de carga son equipos que, durante un mantenimiento correctivo, te permitirán conocer si existen problemas con la electricidad. Estos dispositivos pueden detectar diferentes tipos de electricidad, facilitando las labores de mantenimiento preventivo y correctivo. 

¡Así es! Existen diferentes tipos de electricidad y nuestro equipo de técnicos te los explica en el siguiente artículo.

Tipos de electricidad

La electricidad no es más que la consecuencia del movimiento y la interacción de cargas eléctricas positivas y negativas. En su mayoría, las personas piensan que la electricidad es de un único tipo y que no existen variantes. Existen dos tipos principales: dinámica y estática.

Dinámica

Este es el tipo de electricidad que llega a los hogares y comercios que tienen contrato con la compañía eléctrica. Se produce cuando los electrones liberan una sustancia y se ven obligados a fluir hacia un material determinado. Los electrones viajan por un circuito eléctrico que se encuentra compuesto por materiales conductores.

En consecuencia, la corriente eléctrica es el flujo de electrones que recorre un material. Dentro de la energía dinámica es posible distinguir dos tipos:

Corriente continua

También la puedes identificar como “CC”. Esta corriente es resultado del flujo de electrones en una sola dirección. Por lo general se identifica esta corriente cuando mantiene la misma polaridad, disminuyendo su intensidad conforme al consumo de la carga. Esto es como descargar una batería eléctrica común. 

Los aparatos de corriente continua incorporan protecciones ante un cambio eventual de polaridad. Este tipo de cambios, sin el protector adecuado, puede causar daños irreversibles en los aparatos que estén conectados a la corriente. 

Corriente alterna

Si te encuentras con electrones cambiando, de manera continua, su dirección y van de positivo a negativo de un momento a otro, es corriente alterna. Este tipo de energía dió un cambio a todo lo que se conocía, dando origen a la segunda revolución industrial. 

Este tipo de corriente no solo define a un tipo de electricidad. Gracias al funcionamiento de la corriente alterna, las señales de audio y de radio pueden ser transmitidas. Con la corriente alterna, además, es posible recuperar información modulada (codificada) escrita sobre la señal. 

Nikola Tesla estudió este tipo de corriente, consiguiendo en 1882 el diseño y la construcción del primer motor de inducción de corriente alterna. Este aparato era capaz de convertir una determinada forma de energía en energía mecánica de rotación. Con ella, era posible alimentar un motor con corriente alterna antes de convertirse en corriente directa. 

Tesla fue el principal promotor de este tipo de corriente, dando lugar a la llamada “Guerra de corrientes”, con el también científico e inventor Thomas Alva Edison.

Estática

La electricidad estática ocurre en materiales que no poseen conducción. Estos materiales hacen que la carga eléctrica inducida permanezca en reposo, inmovil. La razón de ello es que la corriente no puede fluir en un material no conductor.

En la electricidad estática, al existir desigualdad entre electrones y protones, se puede generar un voltaje eléctrico estático entre las diferentes partes del cuerpo aislante. También es común su presencia entre el cuerpo y otro elemento de carga. 

Cuando se encuentran dos cuerpos con la misma cara, se repelen entre sí. En cambio, aquellos que tienen cargas distintas, se atraen. Y, ante la presencia de un conductor, un objeto cargado de manera estática puede influir sobre él.

La producción de energía estática

Este fenómeno tiene su principio en los aislantes. Al frotar dos materiales aislantes, ambos se cargan de manera eléctrica. Ejemplo de ello es el clásico experimento de frotar un pedazo de plástico con un globo. La pérdida y ganancia de electrones es crucial para hacer posible este tipo de energía. 

Otros tipos de energía

Si bien los dos mencionados con anterioridad son los más comunes, no son los únicos. También es posible encontrar:

Electricidad electromagnética

Los campos magnéticos son importantes fuentes de energía, en especial cuando se habla de electricidad. La definición de este tipo de energía menciona que es la cantidad de energía almacenada en un espacio, como consecuencia de un campo electromagnético.

Electricidad industrial

Este tipo de electricidad surge como respuesta a las necesidades que trajo consigo la Revolución Industrial. Con ella se busca la obtención de energía a gran escala, permitiendo a las industrias afrontar producción a gran escala. 

Las industrias suelen contar con sus propios generadores de electricidad, de manera que el abasto energético no sea un problema.

Cada empresa tiene sus propias necesidades energéticas. Las labores de mantenimiento de los dispositivos encargados de proveer electricidad resultan indispensables. En ellas, requerirá de bancos de carga para comprobar el voltaje y de un técnico experimentado en los diferentes tipos de electricidad.

Contáctenos y acceda a un servicio integral de la más alta calidad. Lo estamos esperando.