soldadura MIG

¿Sabías que la soldadura MIG no emplea gases con reacción? Esto la convierte en la mejor opción para soldar aluminio, cobre y magnesio.

Es por ello que, si estás considerando la renta de soldadoras, primero necesitas conocer cuáles son las necesidades del trabajo que realizarás.

Este artículo lo dedicaremos a la soldadura MIG, con la cual puedes realizar grandes trabajos dentro de tu empresa.

¿Qué es la soldadura MIG (Metal Inert Gas)?

Es un proceso en el cual la soldadura se realiza por un arco con electrodo consumible y con la protección de un gas inerte. Es un tipo de soldadura que no emplea gases con reacción, los más frecuentes son el argón combinado con el dióxido de carbono. 

Con menor frecuencia, se hace uso del oxígeno y el helio

La soldadura MIG utiliza el gas inerte como una protección atmosférica y resulta mucho más eficiente que otros tipos, como la soldadura MMA. Esto porque evita las numerosas paradas para el cambio del electrodo. 

En Metal Inert Gas, el electrodo es de metal y se consume durante el proceso. Con el uso de gas inerte es posible usar hilos sólidos y tubulares y con eso alcanzar una efectividad por encima del 80%. 

Tipos

Este tipo de soldadura puede llevarse a cabo de distintas formas. 

  • La primera manual, con un control total del proceso por parte del soldador. 
  • De forma semiautomática con máquinas mecánicas fijas y un operario se ocupa de ubicar piezas y regulaciones. 
  • La tercera forma es la automática, con máquinas soldadoras que están integradas a cadenas de montaje. 

Si bien la soldadura MIG se creó para tratar los metales no ferrosos, tiene la versatilidad para ser aplicada en acero. 

¿Cómo funciona? 

La soldadura trabaja a partir de un electrodo de hilo continuo y mientras el metal se va fusionando el gas inerte crea una capa protectora, evitando que la soldadura resulte débil y porosa. 

Al escoger este tipo de procedimiento se consiguen uniones mucho más fuertes y resistentes. Otros factores que favorecen el aumento de la productividad es que las aplicaciones son más rápidas y se pueden llevar a cabo desde cualquier posición. 

Esta flexibilidad aumenta su preferencia en los trabajos industriales. También, para abordar trabajos que requieren espesores medios o finos sin realizar ninguna preparación de bordes. 

Aplicaciones 

La soldadura con gas inerte es adecuada para materiales no férreos como aluminio, cobre, titanio y magnesio. También se hace uso de aceros con poco o medio contenido de carbono. Es muy efectiva para soldar espesores pequeños y estructuras pesadas, siempre que se usen hilos tubulares. 

Los campos de aplicación más usuales son en la construcción de piezas metálicas, astilleros, en las construcciones de estructuras de metal y en los talleres de automoción. 

Si estás buscando renta soldadoras para algunas de las aplicaciones mencionadas, contáctanos y solicita tu presupuesto. Nuestros expertos te ayudarán a encontrar el equipo perfecto para tu trabajo de soldadura. 

Power Rent: soluciones en energía.