planta de corriente directa

Una planta de corriente directa te permite balancear las fases en los tableros de alimentación y ahorrar energía ¿Lo sabías?

Además, con la renta de generadores de luz puede ayudarte a solventar cualquier retraso en los trabajos o proyectos empresariales o industriales ocasionados por una falla en la corriente eléctrica. 

El uso de ambas es ideal para trabajar en zonas remotas, en áreas que aún no cuentan con las instalaciones eléctricas apropiadas o para asegurar el funcionamiento de maquinaria de uso crítico se necesita de un respaldo. 

Una pérdida de corriente eléctrica puede ocasionar pérdidas cuantiosas; con una planta de corriente directa podrías evitarte muchos inconvenientes. 

¿Te gustaría conocer más? En Power Rent te damos la información que necesitas.

¿Cómo funciona una planta de corriente eléctrica? 

Para empezar, la corriente eléctrica es aquella que funciona con un flujo de carga que se mueve de forma constante del polo positivo al polo negativo. En los últimos años la corriente eléctrica ha ido ganando importancia para alimentar equipos electrónicos.

Al mismo tiempo, sirve para impulsar sistemas de grandes capacidades empleados en proyectos industriales. 

Las plantas de corriente directa funcionan gracias a un motor de combustión que transforma la energía mecánica en eléctrica pasándola por un alternador. Estos generadores emplean un puente para el filtrado y la rectificación de la corriente para entregar un flujo directo de mucha calidad. 

La calidad se mide a partir de un parámetro conocido como rizado, cuanto más bajo sea mayor será la calidad de la corriente directa. El rizado es uno de los elementos que debe rectificarse con los filtros que se incorporan dentro del generador.  

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de corriente eléctrica?  

  • La corriente eléctrica directa permite transmitir voltajes más bajos a través de cables que la corriente alterna. 
  • Su uso es más seguro, de ahí que se esté empleando para numerosas aplicaciones tanto domésticas como industriales. 
  • Esta corriente se puede almacenar en baterías para luego ser usada en distintas herramientas y maquinaria. En determinados casos las baterías se pueden recargar. 
  • Evita los cortes en el servicio de energía, por lo que no da espacio a las interrupciones y retrasos en los proyectos. 
  • La corriente directa es ideal para brindar carga a maquinaria crítica. 

Posibles aplicaciones

El principal uso de la corriente directa es mantener un flujo constante de electricidad que sirva de soporte y respaldo a cualquier proceso operativo. Es por ello que las plantas que utilizan esta corriente son las elegidas para dar impulso a maquinaria muy sensible a los problemas de las redes eléctricas convencionales. 

Por ejemplo:

  • Maquinaria industrial
  • Equipos de seguridad
  • Redes de telecomunicaciones y de computación
  • Centros de almacenamiento de datos
  • Sistemas de transporte subterráneo, ferrocarriles
  • Equipos médicos

Todos estos necesitan un funcionamiento constante y sin interrupciones. Por esa razón, las plantas de corriente eléctrica son las encargadas de brindar el suministro. 

Usos adicionales

Muchos de los aparatos y máquinas que utilizan corriente directa trabajan adicionalmente con bancos de baterías. Esto facilita un consumo más eficiente. De esta manera, los generadores sólo entrarán en funcionamiento cuando las cargas estén en un punto bajo. 

Ya que conoces la pertinencia de usar una planta de corriente eléctrica, contáctanos para coordinar la renta de generadores de luz que tu empresa, proyecto o industria necesita. 

Pero no basta con una planta de corriente directa. Necesitas los mantenimientos adecuados para garantizar su correcto funcionamiento. Y, para tener un mantenimiento de altura, necesitas un equipo experimentado. 

Contáctanos y solicita tu presupuesto para dar seguimiento a tus operaciones con tu planta de corriente directa.

Power Rent: soluciones en energía.