Interruptor conmutado y cruzado ¿Qué son?

Es posible que, en algún momento, te encuentres con el reto de tener que cambiar un interruptor en casa. Puede que se haya dañado o que quieras actualizar la distribución eléctrica para hacerla más cómoda. En cualquier caso, es importante que conozcas los diferentes mecanismos que existen, como el interruptor conmutado y el cruzado.

Estos son sistemas que permiten encender y apagar la luz desde uno o varios puntos de una habitación. Cada uno cuenta con sus particularidades y se instalan dependiendo de la funcionalidad que se busque. 

¿Qué es un interruptor conmutado?

Es el mecanismo más utilizado y se conecta mediante tres cables. A diferencia de un interruptor simple, que enciende y apaga luces desde el mismo punto de una habitación, el conmutador permite realizar la misma operación, pero desde dos mandos diferentes. Es una instalación común en áreas como cocinas, pasillos o dormitorio, ya que es cómodo contar con un mecanismo en la entrada y en otro punto. 

¿Qué es un interruptor cruzado?

Es un mecanismo menos utilizado que el conmutado, pero igualmente útil. Este permite controlar un punto de luz desde tres (o más) mandos diferentes. Su función es ser básicamente un puente, por lo que nunca se instala solo, sino que se acompaña de dos conmutadores. Se usan, por lo general, en estancias grandes como garajes o pasillos muy largos. También en dormitorios, donde se coloca un interruptor en la entrada y dos a cada lado de la cama. 

Precauciones para trabajar con electricidad

Si decides realizar algún cambio de interruptor en casa, sea para instalar conmutadores y cruzamientos, es fundamental tener en cuenta algunas precauciones para garantizar tu seguridad y la de los espacios y equipos en ellos.

Recuerda que si bien la electricidad es una gran aliada en la vida diaria, también puede ser peligrosa si no se toman las medidas adecuadas. Te recomendamos las siguientes acciones:

  • Antes de efectuar cualquier manipulación en instalaciones eléctricas, cortar siempre la corriente.
  • Al trabajar con electricidad, debes usar herramientas con aislante para 1.000V, puesto que evitan lesiones en caso de cortocircuito.
  • No tocar nunca cables, enchufes o aparatos eléctricos con carcasa metálica si estás descalzo o tienes las manos mojadas, ya que te expones a sufrir una descarga eléctrica.

Con estas medidas, podrás instalar un interruptor conmutado o cruzado sin riesgos para ti o tu casa. Recuerda que si no tienes conocimientos en el área, lo mejor es que contrates profesionales para la ejecución de estos trabajos. La misma recomendación aplica para el mantenimiento plantas de luz, ya que es importante que el procedimiento lo realicen expertos para que funcionen correctamente y todo marche como es debido.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.