Fallas en una instalación eléctrica

Cuando no programas el mantenimiento preventivo a los generadores y plantas de luz, en tu empresa pueden ocurrir las conocidas fallas en una instalación eléctrica. Estas pueden provocar una detención en las actividades comerciales y daños complejos en tus equipos. Con esto te expones a serios problemas financieros por incumplimiento de los tiempos en la cadena productiva, insatisfacción de clientes y compra de nueva maquinaria o aparatos. 

Al contratar nuestro servicio, te aseguras que todas las conexiones, instalaciones y maquinaria de suministro de electricidad funcionen correctamente. De tal forma que no ocurran anomalías que perjudiquen la maquinaria conectada.  

¿Cuáles son las fallas en una instalación eléctrica que pueden darse en tu empresa?

Estas son algunas que podemos ayudarte a prevenir: 

Cortocircuito

Es una de las fallas de una instalación eléctrica que se considera grave y se produce cuando dos conductores con polaridad diferente provocan que la resistencia caiga a cero, dejando un camino para la circulación de la corriente eléctrica. Este cambio súbito en la intensidad de la corriente, sube la temperatura y, con ello, un daño en el aislante del cableado. Este se derrite y hay un enorme riesgo de incendio o descarga eléctrica. 

Otro problema similar puede provenir de un deterioro en el material aislante, el cual genera que la corriente eléctrica se desvíe ocasionando descargas desde los equipos conectados. Y si no existe una apropiada toma de tierra, las personas cercanas podrían sufrir serios accidentes. 

La sobrecarga

Otra de las fallas en una instalación eléctrica que se le considera grave. Ocurre cuando la instalación tiene que soportar una carga por encima de la máxima establecida. Añadir más cargas de las planificadas para dicha instalación, hace que la demanda y consumo de la corriente se eleve. Como medida de protección, los fusibles se disparan. Sin embargo, si esto no llega a ocurrir, los conductores se sobrecalentarán.

Picos de voltaje

El voltaje comienza a variar de manera continua y veloz, incluso llegando a los miles de voltios en menos de un segundo. Es una consecuencia derivada de una sobrecarga, de la desconexión de cargas pesadas, cambios de líneas o un evento eléctrico ambiental. Estos picos destruyen los componentes electrónicos, los aislantes y crean interferencias electromagnéticas. 

Subida de voltaje

El voltaje se eleva por encima de la tolerancia habitual y se mantiene la frecuencia de potencia por más de un ciclo. Las fuentes mal dimensionadas o los transformadores con una mala regulación suelen ser los responsables de esta falla en una instalación eléctrica. Los aparatos más sensibles son los afectados. 

Caída en el voltaje

En este caso, el voltaje baja drásticamente entre un 10 a un 90% en menos de 30 segundos. Esta es una consecuencia de una falla en la transmisión de red y electricidad que se deriva directamente por un incremento no previsto en las cargas. También, cuando hay que encender equipos con grandes motores y no se cuenta con la corriente suficiente. Por ende, estos podrían sufrir una desconexión o pérdida de la eficiencia. 

En Power Rent disponemos de un equipo técnico de profesionales muy bien entrenados para el mantenimiento generadores eléctricos. Contáctanos ahora para las labores preventivas ante cualquier falla como las descritas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *