fallas en el transformador

Las fallas en el transformador es uno de los problemas más comunes por los que una empresa puede llegar a detenerse, estos equipos son fundamentales para el óptimo funcionamiento eléctrico y al estar siempre en constante uso, es común que tiendan a presentar problemas.

Evita fallas en el transformador de tu empresa

Sin embargo, esto puede ser evitado de forma efectiva. ¿Quieres saber cómo? A continuación te lo contamos: 

1. Medidas preventivas

La prevención siempre será la clave. Los transformadores son equipos eléctricos delicados que siempre que estén en funcionamiento estarán expuestos a vibraciones generadas por las potencias eléctricas. Aún así, el daño de estos puede ser prevenido.

Una de las fallas más comunes ocurre cuando los transformadores están en funcionamiento con exceso de calor. Cuando estos están en temperaturas muy altas es fundamental tomar medidas preventivas al respecto.

La falta de cambios de aceite o una posición irregular expuesta a agentes externos son los motivos más comunes que generan este exceso de calor. Por ello, es fundamental evitar que lleguen a este estado que ocasiona un daño proporcionalmente más elevado en función al tiempo que lleve en esta condición.

2. Inspeccionar regularmente

Siguiendo el punto anterior, la inspección regular de los transformadores es clave para la prevención de fallas. Realizar los cambios regulares de aceite no asegurará en su totalidad el funcionamiento óptimo de los transformadores, debido a que este no es el único generador de fallas.

En ocasiones los agentes externos como el agua, sobrecalentamiento del aceite o irregularidades en sus mecanismos internos son problemas que no son perceptibles a simple vista y generan daños silenciosamente que terminan ocasionando fallas.

La inspección regular permitirá identificar a tiempo cualquier problema que pueda llegar a detener los procesos productivos de una empresa. Esto no solo es beneficioso para evitar que una empresa se detenga, sino que también significarán un gran ahorro de dinero al actuar a tiempo y no acentuar los daños ocasionados en el transformador.

3. Contratar un servicio de mantenimiento de transformadores

La mejor forma de evitar las fallas en los transformadores siempre será con el mantenimiento. En ocasiones, las tareas simples como cambios de aceite e inspecciones pueden ser delegadas a los operarios capacitados de la empresa. Cuando se trata de evaluar los mecanismos internos y reparar los posibles daños que tenga el equipo, será necesario contar con un servicio profesional.

Contratando un servicio de mantenimiento podrás contar con la seguridad del funcionamiento óptimo de tus transformadores. Estos se encargarán de realizar tareas especializadas como los análisis de niveles de gas disuelto en el aceite, evaluar el estado del voltaje y verificar los riesgos de cortocircuitos debido a deficiencias en las válvulas de presión en el equipo.

Si estás interesado en un servicio de mantenimiento de transformadores para evitar que tu empresa se detenga, puedes contar con nuestra ayuda. En Power Rent contamos con un equipo profesional de técnicos que se encargará de revisar y reparar de manera detallada todos los aspectos indispensables para que tu transformador funcione de la mejor manera.

 

Artículos relacionados