Consejos para el mantenimiento de grupos electrógenos

Tener un plan de contingencia para cortes de energía, como un grupo electrógeno, es clave para asegurar la operatividad de tu negocio durante un apagón. Sin embargo, si quieres garantizar que funcionará cuando lo necesites, debes implementar un plan de mantenimiento de grupos electrógenos preventivo. 

Con el programa correcto de mantenimiento de una subestación podrás extender la vida útil de tu máquina por unos 20 o 30 años. Además, estarás seguro de que en caso de una emergencia, podrás apoyarte en su uso. 

5 consejos para el correcto mantenimiento de grupos electrógenos

Este trabajo preventivo apenas cuesta una pequeña fracción del capital invertido en la adquisición de la máquina y permite garantizar su disponibilidad cuando la necesites. Además, no solo maximiza la confiabilidad, sino que también minimiza las reparaciones y disminuye los costos a largo plazo.

  1. Ubicación

Para el adecuado mantenimiento de grupos electrógenos es fundamental que estos se instalen en espacios ventilados. Recuerda que al utilizar motores de combustión interna: diesel o gas, es importante que tengan una buena refrigeración para evitar el sobrecalentamiento. 

Asimismo, debe colocarse sobre una plataforma resistente para que la máquina quede perfectamente nivelada y soportada.

  1. Balance de cargas

Antes de instalar este equipo, también se recomienda el balance de las cargas monofásicas de la instalación eléctrica con un admisible de +/- 10%. La ejecución de esta tarea previene potenciales problemas con el funcionamiento del grupo electrógeno. Eso sí, es esencial que esta actividad la realice un técnico electricista. 

  1. Uso programado

Los grupos electrógenos son equipos que no se usan todo el tiempo. Pero al tratarse de una máquina a motor, es fundamental establecer un programa de utilización periódico. De este modo podrás controlar su correcto funcionamiento. 

Si está equipado con transferencia automática, debe ponerse en marcha 2 veces por semana como mínimo para comprobar el accionamiento del automatismo y controlar el movimiento continuo de los fluidos.

  1. Servicios preventivos

Al encender la máquina, es posible detectar potenciales fallas o inconvenientes que pudieran impedir su utilización cuando se requiera. Lo ideal es ejecutar el primer servicio preventivo a las primeras 50 horas de uso del equipo y los demás cada 250 horas. 

Este proceso incluye acciones como reemplazo de filtros del motor y recambio del aceite, revisión de electrolitos y de contactos eléctricos, y reajuste de correas. Si el grupo electrógeno solo se usa en modo de emergencia, los servicios deberían tener una frecuencia de 6 meses. 

  1. Aditivos

Otro punto clave para el mantenimiento de grupos electrógenos diésel son los aditivos que hay que usar. Estos son esenciales porque garantizan el correcto almacenaje del combustible en el tanque para prevenir su descomposición.

Estos aditivos especiales permiten aumentar el número de octanos, así como eliminar bacterias y hongos. También se encargan de neutralizar la acidez del combustible, limpiar y liberar las válvulas pegadas, y combatir gelatinas y parafinas. Gracias a esto se incrementa la vida útil de los motores.

Si no sabes cómo realizar el correcto mantenimiento de grupos electrógenos, en Renta de Plantas te ofrecemos el mejor servicio. ¡Contáctanos!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!