venta de generadores pirata

La venta de generadores pirata o plantas de luz que provienen de la piratería es un problema grave que no solo afecta a la industria energética en el país. Este tipo de dispositivos supone grandes riesgos para las empresas y organizaciones.

Se trata pues, de una clara representación de que lo barato sale caro.

Venta de generadores pirata: un problema latente

El crecimiento desmedido de la piratería está provocando que el país recorra un camino mucho más largo y difícil para alcanzar la eficiencia energética. Pero, sin lugar a dudas, lo más peligroso es la implementación de productos eléctricos piratas en hogares y empresas.

Los dispositivos que no cuentan con los requerimientos técnicos supone un enorme riesgo para la seguridad para las personas y los bienes materiales. 

Los productos piratas, al no estar hechos de materiales de calidad, no cumplen con los requisitos mínimos para una correcta operatividad. Esto los convierte en los principales responsables de pérdidas en incendios, tanto materiales como humanas. 

La piratería en el sector energético y sus consecuencias

Los generadores y demás productos energéticos que provienen de fabricantes piratas buscan satisfacer la demanda generando copias más baratas de productos reconocidos. Así, intentan que la falsificación replique el funcionamiento y las características del producto original. 

Es evidente que la reducción de costos es el principal atractivo para elegir la piratería. No obstante, hay que considerar los problemas asociados a tal elección. Para empezar una copia pirata no cumple con los requisitos de calidad y carece de todo tipo de garantías. 

El bajo precio del producto copia se logra utilizando materiales más baratos y menos durables. Las tecnologías involucradas en la fabricación también son más deficientes.

Como comprador, también te expones a distintas sanciones por el uso de productos que evaden impuestos y que ponen en peligro a las personas y propiedades que se encuentran alrededor.

Consecuencias de la venta de generadores pirata

Además de las ya mencionadas, otras de las consecuencias para el sector energético son: 

  • Afecta de forma negativa la capacidad de crecimiento y desarrollo de los fabricantes de productos que sí cumplen con los requisitos de seguridad y calidad. 
  • Evitan el desarrollo tecnológico. 
  • La estructura de costos del mercado se altera. 
  • El gobierno pierde dinero en la recaudación de impuestos y la industria en general deja de percibir más de dos mil millones de pesos anuales. 
  • Ponen en riesgo de quiebra a industrias que generan bienestar a la sociedad, a los usuarios y son fuentes de empleo honestas y legales. 
  • La industria energética pierde reputación y credibilidad debido a malos fabricantes que desaparecen con frecuencia dejando pérdidas a sus compradores. 

La acción gubernamental en la certificación de productos eléctricos 

ANCE es el organismo responsable de revisar la información legal y las condiciones de los productos que ingresan al país. Su intervención es crucial para determinar que las importaciones cumplan con las especificaciones de calidad y no provengan de fuentes dudosas o de contrabando. 

Otras instituciones como Caname, la Asociación de Comerciantes de Materiales y Equipos Eléctricos, y la Electrical Safety Foundation International (ESFI México) también cumplen un rol importante en la lucha contra la piratería y el contrabando. Asimismo, realizan distintas campañas para informar y sensibilizar al sector comercial sobre la importancia de aplicar estrategias contra la piratería. 

Por supuesto, todavía queda mucho por hacer y, por ello, alertamos a todos nuestros clientes y empresas sobre la necesidad de recurrir a proveedores y marcas de confianza para comprar o contratar soluciones de electricidad.

Contáctanos. En Power Rent contamos con equipos certificados de la más alta calidad para darte las mejores soluciones en energía.

Artículos relacionados